Ojalá

Estándar

Ojalá encuentres

Tiempo, para pensar y sanar.

Amor, para sentirte acompañada.

Amistades, para que caminen a tu lado.

Aire, para renovar las energías y poder continuar.

Sonrisas para alegrar las mañanas que ya amanecidas, muestran sus dificultades.

Lágrimas, para limpiar el espíritu.

Fuerza, para saber que a pesar de todo, hay que continuar.

Sueños, para que sean los impulsores de un nuevo horizonte.

Ojalá encuentres

Mi mirada en el medio de la desesperación para que sepas que cuentas conmigo.

Mis palabras, para que puedan acariciar tu corazón.

Mis manos, para que sostengan las tuyas.

Mis pies, para que te ayuden a avanzar cuando ya no puedas más.

Mi alma, para que se funda con la tuya y celebren que a pesar del dolor, es felicidad lo que sienten por saber que estamos vivas y unidas en cada nuevo despertar.

MVC

Vocación

Estándar

¿Y tú, quién quieres ser?

Nos pasamos la mitad de nuestra niñez jugando a ser.  Somos princesas y super héroes; bomberos; policías; maestros. Nos gustaría trabajar como mamá y papá. Queremos ser grandes, porque lo que vemos de la adultez es una perspectiva que probablemente difiera de la que tenemos los que ya somos mayores.

En la adolescencia, entramos en crisis y entre los planteos existenciales que echan por tierra, todo lo creído hasta ese momento, está el de la vocación. Otra vez el dilema del “querer ser”. ¡Y vaya que se convierte en un verdadero tema! Empezamos a recibir opiniones de todos los frentes: desde la perspectiva económica; la social; la actual y si tenés suerte, la que verdaderamente importa, la real, la que tiene que ver con vos.

¿Quién quieres ser? ¿Qué es lo que te motiva a dar lo mejor de vos, cada día? ¿Qué es lo que tu corazón ansía poder lograr?

Pensando en vos que estás del otro lado de la pantalla leyendo, te confieso que me intriga quién sos; qué sentís en este momento en el que nos comunicamos así, a través de este texto que está escrito para vos… sí, para que lo leas; lo desmenuces; lo tritures. Lo pienses. Te enojes con vos y ¡también conmigo! Un texto para que te movilice hacia el lado que sea, pero que te saque de esa posición de confort.

Quizás te estás preguntando si yo tengo la respuesta…

¡Y sí! ¡Acertaste! Tengo una, desde mi perspectiva, por supuesto. No es absoluta ni única; es simplemente eso: una de tantas respuestas, desde mi lugar y desde mi punto de vista vivencial.

Considero que la vocación es uno de los aspectos más importantes de la vida del ser. Particularmente, no fue algo sencillo en mi caso, el descubrimiento de la misma. Durante años, pensé que no tenía don alguno y que probablemente, mi vida iba a ser un fiasco. ¿Quién triunfa sin dones? Por suerte, y con el paso del tiempo, pude ir haciendo ese viaje hacia el interior…ese que te permite mirarte desnudo y de pie, cada espacio del ser. Miramiento que a veces duele; decepciona. Pero que en otras oportunidades, sorprende y motiva. Te arranca una sonrisa desde el alma e incentiva a encontrar ese sol que te espera en algún horizonte por buscar.

Para mí la vocación es el motor que me impulsa; es el susurro que me alienta a pesar de las dificultades del camino. Es el empujón que en plena bajada, me da más velocidad para seguir hacia la meta y no alejarme. Es la parte más pura de mi yo y que hace que me reconozca cada mañana en lo que hago. Es mi tinte; mi huella; mi impronta.

Es el río que me hace correr a distintas velocidades por las sinuosidades del terreno; es el descanso de la mente cuando se termina un proyecto, pero es el acelere ante la emoción de descubrir que nace uno nuevo.

Es querer cada día, levantarme a hacer lo que me gusta. Es no pensar en jubilarme como una bendición y escape, sino, es el tener tantos sueños, que me atemoriza no tener tiempo antes de partir, para poder concretarlos.

Es querer dar como forma de agradecimiento, lo mejor que tengo, para poder ejercer noble y humanamente, el compromiso laboral asumido. Es la satisfacción de ganar…pero no solo desde el punto de vista monetario, (punto necesario e imprescindible para mantenerse en esta vida), sino, ganar experiencias; vivencias; batallas; relaciones.

Es un aprender constante que requiere de mente, cuerpo y alma. Es mirarme en el reflejo de mis ojos y encontrarme. Es ver ese sueño de niña…tangible…realizado.

Y si vos hoy estás sin encontrarte; si tenés más dudas que respuestas. Si creés que por ahí no es el camino…frenate. Creéme…no pasa nada. Para seguir, primero hay que saber a dónde queremos ir…y en medio del ruido y el aturdimiento, difícilmente escuches lo que tu interior está gritando. Todos, más de una vez en la vida, tenemos que detener la marcha y revisar lo transitado. Dar vuelta el timón; respirar otro aire; trazar otro mapa.

Ojalá muchos, puedan dejarse encontrar por su vocación; ojalá se animen a revolver ahí, bien adentro lo que hay en su interior y que vayan tras ello. Que sueñen a lo grande y que les dure mucho tiempo. Que no se apague el motor que los apasiona y luchen… luchen por eso.

Hay una frase que dice que “el mundo necesita más gente que ame lo que hace” ¿Te imaginás lo que sería este mundo si eso sucediera? No dejes pasar más tiempo…tomá coraje y emprendé este vuelo.

 

MVC

 

 

 

 

Presentación

Estándar

Acerca de mí:

  • Licenciada en Comunicación Audiovisual.
  • Correctora incisiva de errores de ortografía.
  • Enamorada de la gramática y el arte de escribir bien.
  • Socia Emprendedora.
  • Mamá 24/7.

¿Qué hago actualmente?

Como toda emprendedora pasional, llevo adelante este proyecto de redacciones y correcciones online. Abrí una fanpage en Facebook y creé un grupo de Lengua y Literatura en el que intercambiamos conceptos; lecturas y consejos. También, estoy en Instagram y tengo un blog  donde publico lo que escribo.

Y como si eso fuera poco,  junto a Daniel, desde el año 2007 creímos y soñamos; caminamos y llegamos a nuestra meta: El Faro Multimedios (te invito a conocerlo; estamos en todas las redes).

El HOY me encuentra ciento por ciento comprometida con quienes me eligen y con muchas ansias de seguir avanzando día a día.

Para poder hacer todo esto, me formé y lo sigo haciendo. Estudié en la Universidad Blas Pascal, en la ciudad de Córdoba. Además, hice cursos relacionados con:

  • Literatura y animación a la lectura
  • Periodismo gráfico y diarios online
  • Marketing político y campañas electorales
  • Escritura creativa
  • Redacción corporativa
  • Word para empresas
  • Oratoria moderna
  • Fotografía de autor
  • Oficinas virtuales
  • Teletrabajo
  • Armado y diseño de vidrieras

¡Soy feliz haciendo lo que amo!

Te invito a que me contactes y juntos, ¡hagamos excelentes trabajos!

Querete, nena

Estándar

Querete bien, desde lo profundo. Mirá, mirá todo lo que hay adentro.

¿Quién te hizo creer que no valías? ¿Quién te convenció que fuerzas ya no tenías?

Si te perdiste, si cambiaste el rumbo, si te desconociste cuando te miraste en el espejo…despertá, todavía hay tiempo.

Querete, nena. No te abandones. No abandones tus sueños.

Tu corazón late al compás del tiempo. Nunca es tarde. Siempre hay un nuevo comienzo.

Querete, nena. Sos única. Sos irrepetible. Sos tuya.

¿Cómo lograron abatirte? ¿Cómo hicieron para derrotarte? ¿Qué te dijeron?

Es ahora, es en este momento. Tomá el timón, agarrá las riendas. Da el primer paso.

Empezá de nuevo. Lo tenés todo; está dentro tuyo, te lo prometo.

Abrí las alas; emprendé el vuelo. Cerrá los ojos, respirá profundo. Encontrate de nuevo.

Querete, nena. Porque ahí está el secreto. Amate con tus defectos; perdoná tus errores. Aceptá lo que te toca y avanzá. Hay tiempo.

Mirate de nuevo; descubrí tus anhelos. Trazá otro horizonte. Iniciá otro juego.

Querete, nena. Estás aquí y es el momento.

MVC

Pequeña

Estándar

Vuela pequeña y que tu vuelo te lleve a los lugares en donde quieres estar.

Sonríe, con la fuerza del viento y la esperanza que trae la noche en cada estrella.

Amanece con cada salida del sol y cree, cree en ti. Todo está adentro tuyo.

Cuídate de tus pensamientos y de los pensamientos de los demás. No dejes que te atormenten y no te dejen avanzar.

Sé feliz. A fin de cuentas, es solo lo vivido lo que te vas a llevar.

Abre tu mente…explora…conoce…pregunta.

Ten pocos amigos. Buenos, fieles y compañeros.

Enamórate de quien te ame como tal; que mantenga intacta tu esencia y te haga crecer y soñar.

Recuerda siempre tus raíces y traza un horizonte a dónde llegar.

Sorpréndete de las pequeñas cosas cotidianas. Huele la lluvia; escucha a los grillos. Moja los pies en el río y conoce el mar.

Disfruta de ser libre, en toda su magnitud, en toda su expresión. Decide, elige, cambia de rumbo. Equivócate, suma experiencias.

Y guarda en tu alma, momentos que te hicieron crecer; amigos que te hicieron reír. Amores que te hicieron vivir.

Llora…por lo necesario, lo imprescindible. Llora de dolor y de alegría. Limpia tu interior así puedes volver a encender tu luz. Es en las peores oscuridades, donde descubrimos cuán fuerte somos.

Y recuerda…la vida es un préstamo. Depende de nosotros hacer que valga la pena esta aventura.

MVC

¿Y si nos detenemos?

Estándar

Si hoy decidimos frenar el tiempo, hacer lo que nos gusta…patear el tablero. ¿Y si en vez de cumplir con la agenda, la cerramos por un día, seguiremos viviendo? ¿Y si a la lista de prioridades la invertimos y a aquello que siempre lo dejamos para el último, lo ponemos como prioridad?

¿No te cansa esta locura de ir para aquí y para allá? ¿No te agotan los apuros, los enojos y el nunca saber cuándo terminará? ¿No te pasa que cuando te tomás, solo un tiempo, pequeño, escueto, en medio de tanta realidad, te podés conectar con lo que te hace falta, con lo que te llena, con lo que te da ganas de respirar?

Cuando corrés… ¿sabés a dónde vas?

Cuando no disfrutás… ¿sabés qué te espera más allá?

Cuando te cerrás… ¿tan seguro estás de lo que vendrá?

¿Y si nos detenemos? ¿Y si hoy empezás a disfrutar?

Pónganosle más sonrisas a nuestros trabajos; más pasión a las obligaciones; más respiros a las presiones. Trabajemos con las ventanas abiertas y que el sol nos queme la cara. Escuchemos música cuando nos levantamos. Acostémonos leyendo historias que nos enciendan. Démonos la mano; abracémonos con ganas.

Vivimos de prestado, una historia que no sabemos cuándo va a terminar. Escribamos cada día, una página que sea rememorada y que sintamos cada madrugada que somos bendecidos al despertar.

MVC

Fiebre de diciembre

Estándar

Ahí vamos…apurados.

Así estamos…viviendo casi al palo.

Sin tiempos…sin espacios.

Tratando de saldar deudas; de juntarnos con abandonados.

Cumpliendo con la agenda de un mes que da espanto.

Se desdibujan las sonrisas; se acelera el pulso.

Se habla rápido; se camina casi trotando.

Se suda; se siente el paso de los meses y del año.

Se proyectan vacaciones; se trata de terminar lo empezado.

Los chicos van y vienen; el fastidio se apodera.

Estamos todos atormentados por el año nuevo que ya llega.

Y en el medio, el tumulto, la locura y el desenfado.

Fiebre de diciembre…la misma cada año.

Seguimos sin aprender que cada día fue durante el año; esa oportunidad que esperábamos; la puerta que buscábamos; la persona que necesitábamos.

Un poco de silencio; una pizca de soledad. Un momento de encuentro.

Ser más agradecidos; menos apegados a lo superfluo. Más sinceros con uno mismo. Reales y verdaderos.

Fiebre de diciembre…la misma cada año.

MVC